martes, diciembre 6, 2022
14.9 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Rendimiento en el trigo

Oportuna y contundente puede calificarse la declaración del presidente de los trigueros, Ing. Ricardo Martínez, cuando dice no coincidir con el promedio de 6.4 toneladas por hectárea, que dio a conocer el Distrito de Desarrollo Rural a través del gerente de la Junta Local de Sanidad Vegetal, Ing. Erik David Martínez.

Según el líder triguero, ese promedio está más inflado que el cereal Bom Pops de la Cooperativa Bonfil. Para decir esto recurre a factores como las parcelas grandes y los productores de Baja California habilitados por centros de acopio locales.

La aportación de trigo de parcelas excedidas en tierra con relación al permiso y la llegada de grano de fuera, incluyendo el de Sonoyta, no solo el de Baja California, hacen daño a los trigueros locales, porque provocan un rendimiento bueno que en ocasiones puede entorpecer apoyos oficiales y hasta la lucha de carteras vencidas.

Si el líder está buscando un aliciente para ayudar a los trigueros que sacaron bajas producciones por culpa del clima, pero si el promedio general por hectárea es superior a 6.5 toneladas, que tradicionalmente ahí oscila, entonces las autoridades de Sagarpa y su comercializadora Aserca, se preguntarán para qué quieren apoyos con ese rendimiento.

Seguramente, los titulares de esas dependencias dirán que los productores de baja cosecha son unos flojos, porque el resto de sus compañeros si obtuvieron buenos resultados.

Dicho de otra forma, quienes aportan trigo por tener más tierra que la del permiso, o porque lo traen de otra parte, están desarmando al líder de la defensa que pudiera presentar para ayudar a los afectados.

Es por ello que Ricardo Martínez está sugiriendo que se haga una separación de los trigueros de fuera para que se haga la división del tonelaje obtenido entre la superficie sembrada, y sacar así el promedio real.

Esta petición debe hacerse a los centros de recepción, pero el solicitante tendría que ser el Distrito de Desarrollo Rural o la Junta Local de Sanidad Vegetal, porque eso representa trabajo extra que las empresas acopiadoras no aceptan hacer fácilmente.

Lo cierto es que mientras eso no se lleve a cabo, el promedio oficial es 6.4 dado a conocer por las autoridades de agricultura locales, y los trigueros no lo reconocen.

Este escenario se está presentando a solo unos días de que concluyan los trabajos de recolección, lo que puede ser en esta misma semana, puesto que el jueves anterior solo faltaban 108 hectáreas.

La verdad esa superficie que faltaba no influirá en nada para que el promedio varié a favor de los trigueros, lo que significa que líder insistirá en que los centros receptores deben hacer la relación de los trigueros locales y los de fuera para obtener el promedio.

 

FUERA DE LA LEY

Otro tema escabroso, es el de las empresas que operan en la Mesa del Desierto, porque todavía se niegan a gestionar el permiso correspondiente de siembra para toda la superficie que tienen produciendo.

Ellos solo pagan una parte de lo que siembran y nadie los puede obligar a que cumplan como lo hacen todos los agricultores de la parte de abajo.

El único que trato de regularlos fue el Ing. Juan Armenta Magaña durante los periodos que ocupó la presidencia de la Junta Local de Sanidad Vegetal, logrando solo que pagaran una parte de los permisos.

Y es que el entonces Delegado de la Sagarpa, Horacio Huerta  Cevallos, como todos sus antecesores, los protegían a través del titular del Distrito de Desarrollo Rural.

Por este y otros casos, Armenta Magaña presionó hasta que Huerta fue removido del cargo.

Enseguida vino el cambio en la Junta Local abandonando la presidencia Armenta y todo quedo en paz, al grado que los empresarios de la Mesa Arenosa siguen pagando lo que ellos quieren.

Esta autonomía que tienen hace que la Mesa Arenosa se mire como un Valle diferente al de abajo, pues hasta ahora, los técnicos de la Junta Local no pueden extender sus campañas a los cultivos de arriba.

Esta oposición era motivo de diferencias entre representantes de horticultores de arriba y los directivos de la Junta y otros agricultores preocupados por la sanidad de toda la zona agrícola.

“Nosotros tenemos nuestros propios técnicos responsables de la sanidad”, se escuchaba decir al Ing. Joaquín Robles, responsable de Inocuidad de empresas Hortícolas.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this