lunes, agosto 15, 2022
28.1 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

El gran maestro llamado Sufrimiento

Por: Psic. Jesús Alfredo López

El mes de mayo representa para los mexicanos, en el día 15, cuando festejamos la figura del maestro.

Es por eso que en esta ocasión, es mi deseo hacer mención de un maestro que aunque nadie lo festeje, lo quiera o desee, es en verdad grande e importante, si lo sabes apreciar.

En primer lugar, pareciera que el sufrimiento nos busca y que todos como tal, huimos de él, más la verdad es que en su mayoría somos nosotros mismos quienes lo buscamos y hasta abrazamos.

Esto puede ser por ignorancia, inexperiencia, pero también lo es por necedad.

Muchas veces, sin saberlo en nuestros pequeños y desordenados actos, somos los más ordenados y perseverantes seres en lo incorrecto, que agrandando todo lo pequeño lo abrazamos, es por ello sumamente importante que dejes de culpar a medio mundo por tu situación y que observes como tú mismo atraes a las heridas de la vida y en ello al sufrimiento que te queda.

En segundo, el sufrimiento no es universal, grandes catástrofes que puedes creer estar pasando, para otros son una soñada oportunidad, por ejemplo, un hombre después de servir fielmente 20 años en un banco es despedido, ante la perspectiva de catástrofe cae en una severa depresión.

De igual manera, una mujer después de 20 años, e incluso, en el mismo banco, es despedida con toda frialdad e ingratitud de la empresa a la que fielmente sirvió, más por el contrario lejos de deprimirse, entiende que esta es la oportunidad y la única manera al ser obligada de luchar para ser económicamente libre.

Es así como decide empezar con todo entusiasmo una vida diferente y ya muy lejos de esa rutina de 20 años, inicia su propia microempresa, que logra ser al paso de unos años además de un gran éxito, una gran motivación por que luchar día a día.

En tercer lugar, si hay heridas, también hay cicatrices, lo que muestra que eres más fuerte, inteligente y sensible, o por el contrario, más inseguro, avergonzado retraído y amargado.

En el arte taurino, el torero le llama a cada cicatriz, “Trofeo”, pues ésta representa en su percepción, una enseñanza, experiencia, e incluso, un gran agradecimiento a la vida y a Dios, pues si la pueden mostrar es porque aún siguen vivos.

No es la naturaleza de un torero avergonzarse de sus cicatrices, pues quien decide ser ganador, sabe que incluso en el transcurso de la derrota, se es derribado o simplemente un ganador en espera de volver a conquistar cualquier obstáculo y adversidad.

En cuarto lugar, el sufrimiento pone de manifiesto tus virtudes o debilidades, humildad, paciencia, perseverancia, templanza, impulsividad, volubilidad, ira, etcétera.

Es una gran mentira que al vivirlo salió lo peor de ti, ya que este tan solo potencializa todo lo que tú ya eres.

Es sumamente importante que entiendas que debes ser muy inteligente y estar dispuesto a recibir y aprender.

Un principio básico para un gran cambio es no abrazarte de la negación, si es que eres muy trabajador, pero débil, o si es que eres muy carismático pero flojo, o si simplemente tienes mucho talento, pero careces de confianza.
Todo gran principio empieza con la pequeña semilla llamada verdad, solo aceptándola podrás en base a ella aspirar a un gran aprendizaje.

No te limites a creer que actúas de manera incorrecta solo por cuestiones precisas del sufrimiento, ya que este siempre existirá.

En quinto lugar, entiende que el sufrimiento es algo que puedes reducir, pero nunca evitarlo.

Hablar de ser maestro o que en esta vida hay grandes maestros, es muy distinto a decir “hablemos de el Maestro”, ese título solo le corresponde a Cristo, tan pequeño, pero tan grande, tan humilde, pero tan poderoso, tan sencillo, pero tan sabio, tan común, pero tan único, tan agradable, pero con tanto sufrimiento, tan digno de tanto amor, pero en cambio sufrió el peor de los castigos y en ello, el peor de los dolores.

Quiénes pues, somos tú y yo, para creer que el sufrimiento no ha de ser parte de nuestras vidas.

Recuerda que el Maestro mismo aun exponiéndose a las peores humillaciones, sabía que después le venía toda la gloria y triunfo.

Aprendamos pues, de esta gran lección. Aléjate de la negación y del resentimiento, pues el sufrimiento no te hace más pequeño, sino por el contrario te engrandece. Aléjate de la culpa y el orgullo y abrázate de la fe y la esperanza.
Cuando creas que estás abandonado en lo más profundo de la oscuridad ahí, en ese preciso lugar encontrarás si tienes fe, la verdadera paz.

*****

Conscientes de lo mucho que todos tenemos que aprender, una vez más te invito este próximo jueves 17 de mayo a la conferencia-café que impartiré, “¿Qué hago? Mi hijo es un adolescente”.

Prepárate para esta etapa que estás viviendo o que muy pronto enfrentarás. Permíteme estrechar tu mano y convivir al tiempo que disfrutas de una noche de café. Ven con tu cónyuge o invita un amigo y acompáñame a las 7:00 PM, en el salón Venezzia, ubicado en la avenida Hidalgo y la calle 16.

El autor es Licenciad en Psicología. Consultorio: Av. Revolución entre calles 39 y 40. Teléfono: 653 (12) 1 7161.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this