0
211

El programa de Seguridad de Ingreso Suplementario paga beneficios a los adultos y a niños incapacitados que tienen ingresos bajos y recursos limitados.

Redacción
WASHINGTON. –

La Ley de Restauración de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) sacaría de la pobreza a aproximadamente 3.3 millones de personas, incluidas 1.2 millones de personas mayores de 65 años y 1.2 millones adultos con discapacidades.

Así lo dio a conocer esta semana el representante Raúl Grijalva, quien agregó que además la ley beneficiaria a 558 mil adultos que viven con un beneficiario de SSI y 402 mil niños, reduciendo la tasa de pobreza entre los beneficiarios de SSI a más de la mitad.

Aproximadamente 120 mil arizonenses y 8 millones de estadounidenses, todos ellos mayores de 65 años o con discapacidades significativas, dependen de los beneficios de SSI para satisfacer sus necesidades básicas y los beneficios de SSI proporcionan un ingreso mensual máximo que está muy por debajo de la línea de pobreza.

“A través del proceso de reconciliación, tenemos una oportunidad histórica de crear un marco presupuestario que aborde las profundas desigualdades económicas en este país. Las actualizaciones simples de SSI ayudarán a muchas personas en esta nación y en Arizona que están luchando con serias dificultades económicas y pobreza”, dijo.

Los miembros de la Cámara pidieron previamente al Congreso que se mantuviera firme y cumpliera el compromiso del presidente Biden de llevar el programa SSI al siglo XXI.

Agrega un comentario