MIGRACIÓN DEJA PUEBLOS ‘FANTASMA’ EN EL VALLE

0
465

La falta de oportunidades en el campo sanluisino ha provocado una importante migración en algunas localidades de nuestro municipio.

Pedro Márquez. –

La errada política agrícola desarrollada por el gobierno de Andrés Manuel López obrador ha provocado que los productores agrícolas del valle de San Luis Río Colorado tengan cada vez menos posibilidades de sembrar las tierras ante la falta de apoyos que el gobierno mexicano les ha retirado a los hombres del campo.

Esto ha provocado que habitantes de ejidos que empezaban a desarrollar gracias al apoyo de anteriores gobiernos, decidan migrar a la cabecera municipal, a poblados con mayor futuro, o, definitivamente, a Estados Unidos.

Asentamientos como el de los ejidos El Fronterizo, Juárez Leyes de Reforma, Mesa Rica y Las Adelitas, muestran casas abandonadas porque sus propietarios, en la mayoría de los casos, decidieron vender la tierra para mudarse a otro destino.

Evelio González Rubio, habitante del Juárez Leyes de Reforma, dice que la falta de inversión oficial, ha hecho que gran número de campesinos se haya desilusionado y optó por vender la parcela a las empresas hortícolas que están llegando a sembrar espárrago, principalmente.

Esto ha originado que los poblados que tenían una importante población, estén quedando solos, al grado que hasta las escuelas están cerrando por falta de población estudiantil.

Años atrás, el gobierno mexicano apoyaba a los productores con recursos para la reposición de maquinaria agrícola. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador acabó con ese fideicomiso.

Los campesinos tenían también el apoyo del gobierno para asegurar la óptima comercialización de sus cultivos. El actual gobierno también les quitó esa ayuda.

Tan solo, el precio del diesel utilizado para la preparación de las tierras, en México es mucho más caro que en los Estados Unidos.

Quien alterna el trabajo de jornalero con el de perforador de pozos profundos, manifestó que esa falta de inversión está ocasionando que las tierras estén quedando en manos de las trasnacionales que están sembrando el desierto de dátil, alfalfa y el espárrago, principalmente.

Lo malo del caso, dijo, es que están malbaratando las tierras para sobrevivir, y para cambiarse a otro lugar.

Expresó que las familias una vez que venden la tierra, se van a Luis B. Sánchez, a San Luis, o a otro lugar donde puedan ocuparse en un trabajo y dar educación a los hijos.
El abandono a los poblados se ha intensificado en los últimos años, al grado que ya se ve desolación en la mayoría de ellos.
“Únicamente con una fuerte inversión del gobierno que active a los dueños de parcelas, podrá frenar el abandono de los poblados”, consideró finalmente.

Agrega un comentario