sábado, diciembre 3, 2022
13.7 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

¿OLVIDO O ABULIA?


Por: Dr. Abel Sánchez Cervantes


Leyendo el editorial de la revista Science que advierte sobre la gravedad de la resistencia a los antibióticos, y que cita que para el año 2050 se estima que morirán 10 millones de personas por infecciones que no se podrán controlar con antibióticos, me han hecho recordar la renuencia de algunas personas a vacunarse contra el SARS-COV-2 y prevenir el COVID-19 con argumentaciones sin sentido que se suman a otras prácticas que se han vuelto la regla, no de las mejores precisamente, como veremos más delante.

Antes de continuar debo aclarar que esta reflexión no tiene nada de personal, no está dirigida a nadie en particular. Son observaciones de la prestación de servicios de atención médica en nuestros días. Además, se debe subrayar que, al otorgar el servicio, participan dos personas al menos y ambas son corresponsables de las decisiones que de esta participación se derivan.

Pues bien, regresando al tema, los puntos a revisar serían los siguientes:

  1. Uso de antibióticos de manera innecesaria.
  2. Uso excesivo e indiscriminado de corticoides.
  3. No solicitar estudios coproparasitoscópicos (de las heces fecales).
  4. Subestimar, como tratamiento elemental, la dieta y el ejercicio, medicando antes de intentar cambiar patrones de conducta y estilo de vida.
  5. En muchas de las ocasiones los profesionales de la salud se dejan presionar por los pacientes para que les prescriban antibióticos cuando no existe justificación plena para hacerlo. Por ejemplo, en las temporadas invernales, con cualquier moquito, tos o dolor de garganta, muchas de las personas, piden, y a veces exigen, antibióticos como tratamiento. Lo mismo pasa en las temporadas veraniegas cuando suelen aparecer las diarreas. Las personas, sin considerar que el causante de su problema no necesariamente es una bacteria, demandan antibióticos y, también en muchas de las ocasiones, el Médico para complacerlos, se los receta…
  6. Otra sustancia de la cual se abusa, es el grupo de los corticoesteroides. Si bien es cierto que tienen funciones bien definidas, tal cual es el caso de los antibióticos, existe un uso indiscriminado de los mismos, muchas veces ignorando el peligro potencial que estos encierran cuando no son utilizados adecuadamente. Esto, por cierto, cobra especial relevancia en el caso del COVID-19.
    De igual manera, igual que en el punto anterior, existe un alto grado de corresponsabilidad, el paciente que los solicita, el Médico que accede…
  7. Dado que a una buena mayoría de personas les desagrada recolectar muestras de heces fecales, muchos Médicos han optado por no solicitar este tipo de estudios. Así que de golpe y porrazo han desaparecido los diagnósticos de parasitosis, lo que no se ve no existe, pero, lo más peligroso, también otras patologías se dejan de detectar al no estudiar las muestras del excremento. Se debe saber que al estudiar la materia fecal se pueden conocer muchas cosas del funcionamiento de tubo digestivo que incluyen datos de probable cáncer, infecciones o disbiosis intestinal.
  8. Cuando en las revisiones se encuentran valores anormales de glucosa, triglicéridos, colesterol, ácido úrico, por citar algunos ejemplos. Lo mismo pasa cuando se detectan valores altos de presión arterial o trastornos intestinales entre otras cosas, muchas de las veces, Médico y paciente, deciden utilizar una serie de medicamentos para tratar de normalizar esos valores o corregir las disfunciones. Desafortunadamente, en un pacto de valores mal entendidos, los pilares básicos de la salud como la dieta y el ejercicio (de la salud mental y espiritual mejor ni hablamos) son ignorados. Por un lado, el profesional de la salud no enfatiza lo suficiente de la importancia de la dieta y el ejercicio y, por el otro lado, el paciente considera que con las pastillas está más que arreglado el asunto. El final, ya lo conocemos, más pastillas cada vez y presentación de complicaciones más delante terminando con un desenlace fatal antes de lo esperado, todo por haber descuidar lo más básico, dieta y ejercicio, las palabras mágicas.

He querido dejar un quinto punto, por polémico y por no contar con evidencia suficiente pero que, me parece, es altamente prioritario, la consejería por parte de los profesionales de la salud para que todas las personas que no se han vacunado contra el SARS-COV-2 para prevenir COVID-19 porque no han querido hacerlo lo hagan y el rigor de estos mismos prestadores de servicios de salud para que soliciten certificados de vacunación para la prestación de servicios médicos.

En fin, usted seguramente habrá detectado algunas otras faltas que se dan en la atención médica, como no solicitar que las mujeres tengan los Paps o mamografías actualizadas o, en el caso del hombre, el examen de la próstata y, en ambos casos, después de los 50, estudio de colonoscopía. Todavía existen muchísimas otras cosas que estamos dejando pasar en el cuidado de la salud para poder hablar de un trabajo de anticipación en la enfermedad.

Mucho aportarían sus comentarios y su experiencia. Cuál es su experiencia? Usted tiene la última palabra.
Por mi parte no me queda más que agradecerle su atención.
Dios nos siga bendiciendo!

El autor es Médico en Salud Pública

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this