Van a conseguir su sueño – VA LA BOLA…

0
288

Son centenares de pequeños y jóvenes sanluisinos los que comparten el sueño de tener colgada al pecho la medalla de Oro del deporte que practican. Van por el sueño olímpico.

Durante todas las temporadas del año, ellos no enfrentan su partido de la semana, enfrentan el partido de su vida. Se esfuerzan al máximo y protagonizan espectaculares acciones que emocionan a todos los que disfrutan en las gradas. El gobierno sanluisino lo tiene bien claro. Conoce bien la importancia de la Olimpiada Infantil y Juvenil. Ha mostrado un decidido apoyo en todo lo relacionado con el desarrollo deportivo de una gran cantidad de pequeños y jóvenes de nuestra ciudad.

Transporte, uniformes y, sobre todo, capacitación para aquellos que la han buscado, con la intención de que los entrenadores de desarrollen en los métodos de entrenamiento que definen para sus jugadores. Saben que un deportista exitoso es un trabajo de equipo. No se trata de un esfuerzo solitario, es un trabajo de conjunto que permite a todos ellos llegar cada vez más lejos.

El proceso de desarrollo deportivo exige de nuestros jóvenes deportistas disciplina, esfuerzo, dedicación, abstención y mucho más. Mientras miles de jóvenes sanluisinos disfrutan de unos deliciosos tamales, champurrados, pasteles y más, los jóvenes deportistas están cuidando su peso, corren varios kilómetros.

El proceso de desarrollo deportivo también es conocimiento, dominio de la técnica y conocimiento del rival. Por ese motivo los entrenadores deben someterse a capacitación continua.

Ojalá y los padres de estos soñadores jóvenes sanluisinos entiendan su papel. Ellos son los encargados de la alimentación y otros hábitos de los deportistas.

Estos meses son las fechas en que el trabajo de todo el equipo se ve convertido en bonitas medallas de Oro y un lugar en las delegaciones deportivas municipales, regionales y estatales.

El director del deporte sanluisino lo tiene bien claro. Marcos Gárate ha señalado su confianza de que habrá una buena cosecha de medallas, que puede ser un importante parámetro para el gobierno municipal.

Pero lo más importante será la cosecha de sueños, nuestros jóvenes sanluisinos se darán cuenta de que sus grandes sueños, si son acompañados de trabajo, disciplina y esfuerzo se convierten en realidad.

Esa es la más importante enseñanza de la Olimpiada Infantil y Juvenil, que todos los involucrados, llámense autoridades, entrenadores, padres de familia enseñan a nuestros jóvenes a convertir sus más grandes sueños en una feliz realidad.

Ahí va la bola… a ver a quién le toca.

Agrega un comentario