SUFRE EX POLICÍA MUNICIPAL ‘TORTUGUISMO’ DEL ISSSTESON

0
612

Desde diciembre fue declarado con invalidez definitiva para trabajar y vive sin recibir la pensión que le corresponde.

Colaboración de:
Manuel Angulo C.


No obstante que desde el 7 de diciembre de 2020 una comisión médica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson) dictaminó que el ex policía Ismael Félix Ramírez Mora está inhabilitado para trabajar, hasta el pasado 24 de agosto no se le ha pagado la pensión que establece la ley.

El dictamen, identificado con la clave DSO/233/20, establece en su resolución lo siguiente: “…el C. Ismael Félix Ramírez Mora sí es portador de una invalidez definitiva.”

De acuerdo con el historial contenido en el documento de tres páginas firmado por los médicos Reynaldo Trujillo Félix, jefe del Departamento de Medicina en el Trabajo; Jorge Bazúa Rendón, médico laboral; y Raquel Rebeca Navarro Ruiz, médico adscrito a medicina en el trabajo, el ex policía padece diabetes, insuficiencia renal crónica, enfermedad de Parkinson, e hipertensión arterial sistémica.

Hasta noviembre de 2020, Ismael Félix había seguido desempeñando las funciones policiales, a pesar de su salud en decadencia, pero luego entró en un periodo de incapacidades médicas otorgadas por el Isssteson, hasta que finalmente en diciembre la comisión de médicos que revisó su situación dictaminó la invalidez definitiva.

“Me llegaron dos cheques de 5 mil pesos por las incapacidades, pero fue todo, y hasta el momento no me ha llegado lo que me corresponde por la invalidez para trabajar (…) las necesidades siguen, los gastos no paran… por eso estoy buscando rescatar esto que me corresponde”, expresa el ex policía al referirse a la pensión que no ha recibido.

Tras más de ocho meses de que fue emitida la resolución, apenas a principios de agosto de este año una empleada del Ayuntamiento contactó a ex policía para solicitarle de nuevo los documentos en donde el Isssteson lo declaró inhabilitado para desempeñar el trabajo de agente de tránsito, responsabilidad más reciente que le había sido asignada según el oficio que le fue remitido a Ramírez Mora el 21 de enero de 2020.

Ramírez Mora no se explica la tardanza en retribuirle la pensión que le corresponde. Las afectaciones por las enfermedades que padece agravan su calidad de vida y cada vez le resulta comprar medicamentos para la enfermedad de Parkinson, los cuales no le surten en la farmacia de Isssteson porque no lo tienen.

Sus hijos, relata, han estado ayudándolo para la comprar esos medicamentos, pero no siempre es posible el apoyo. Durante la plática, que ocurre en el porche de su casa, agradece también el apoyo de sus ex compañeros policías, quienes de una u otra manera le han estado apoyando.

Para el ahora policía inhabilitado por enfermedad resulta frustrante no tener el apoyo del gobierno municipal en el seguimiento de su caso y el de otros policías en la misma situación.
“De alguna u otra manera que fuera el canalizarnos y ayudarnos con los trámites, todos los tramites los he hecho yo como puedo, se me hace injusto que no puedas ir a una oficina en la policía o el Ayuntamiento para pedirles apoyo”, dice.

Considera que es injusto que como ex policías que han tenido que retirarse del servicio por enfermedad se les “deseche” y no se les brinde por el gobierno municipal la atención en los trámites que requieren.

ENFERMADES DE LARGO ALIENTO

En 2011, Ismael Félix Ramírez sintió una súbita pérdida de energía, especialmente en sus brazos, al grado de que en una ocasión, mientras realizaba un reporte a bordo de la patrulla que tenía asignada, la pluma que sostenía cayó de sus manos.

Fueron los primeros síntomas de la enfermedad de Parkinson, la cual le fue diagnosticada en 2015, pese a lo cual siguió trabajando. Ese mismo año le fueron diagnosticadas hipertensión arterial sistémica, retinopatía diabética, e insuficiencia renal crónica.

Las últimas dos enfermedades fueron, de hecho, las secuelas de la diabetes mellitus que padecía desde 1994, lo que lo hizo dependiente de la insulina.

A sus 52 años, y tras más de 25 años de servicio a la comunidad como oficial de policía, Ismael Félix Ramírez Mora espera que las autoridades municipales, desde sus capacidades de gestión, y el Isssteson, como instituto de seguridad que garantiza una pensión digna, le ayuden para reciba ya su retribución.

LA LEY DICE…

En el artículo 76 de la Ley 38 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora se establece lo siguiente:
“La pensión por invalidez se otorgará a los trabajadores que se inhabiliten física o mentalmente por causas ajenas al desempeño de su cargo o empleo, si hubiesen contribuido al Instituto cuando menos durante quince años. El derecho al pago de esta pensión comienza a partir de la fecha en que el trabajador cause baja motivada por la inhabilitación.”.

Agrega un comentario