lunes, diciembre 5, 2022
16.5 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

MUJERES EN LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO

 

Investigado por:
Maestra Gloria Mojardín.
Cronista Honoraria de San Luis R. C. Son.
(TERCERA DE 4 PARTES)

 

En las pasadas fiestas patrias, se celebró un aniversario más de la Independencia de México, iniciada el 15 de septiembre de 1810. Como siempre, se recordaron a los héroes que lucharon por nuestra patria. En su mayoría hombres. Pero, ¿Qué hay de las mujeres en este importante suceso?

Septiembre, el mes de la Patria, está terminándose, parece el momento adecuado para decir que el camino en la etapa de La Independencia, 1810-1821, tiene olor a mujer. De septiembre a septiembre, en los diez años de la Guerra de Independencia, el género femenino apoyó con heroísmo al movimiento insurgente.

Las mujeres con más fama son Josefa Ortiz de Domínguez y Leona Vicario, Pero la Independencia de México no se limita a estas dos mujeres. El poder femenino aportó más de lo imaginable.

Aquí hablaremos de algunas de las muchas mujeres que participaron en la emancipación de México y dieron fuerza a ese movimiento armado, demostrando que fueron capaces de ser más que una esposa, una madre o una sirvienta, pues gracias a ellas, México ha cambiado su historia. Son las rebeldes quienes borran, día a día, las diferencias de género y quienes saben que para tener el poder: hay que tomarlo.

CARMEN CAMACHO:

Se cuenta que, junto a otras mujeres, inducía a los soldados para abandonar el ejército Realista y unirse a los Insurgentes, los convencía de desertar prometiéndoles, como recompensa, una parcela en el México Independiente. Carmen Camacho, quien formaba parte del movimiento de Miguel Hidalgo, persuadía a los hombres del Ejercito Realista para que se volvieran Insurgentes. Se dice que convencía a los soldados en restaurantes y pulquerías. Fue culpada de “seducción de la tropa realista” y fusilada el 6 de diciembre de 1811. Antes de morir vitoreó la Independencia de México, según el cronista González Obregón.

MARÍA TOMASA ESTÉVEZ:

Trabajó para varios jefes insurgentes. Una de sus labores consistió en recopilar información confidencial del ejército realista español e integrar el primer frente insurgente en Salamanca, hoy Guanajuato, al lado de Andrés Delgado, Albino García y el cura Rafael Garcilita. Debido a su labor de persuasión, los soldados realistas la acusaron de convencer a algunos de sus integrantes de desertar, por lo que fue fusilada en Salamanca en agosto de 1814.

ANA YRAETA:

Representa a las mujeres cultas que siguieron los debates intelectuales que se manifestaron en folletos y gacetas entre los años 1809–1821, período en que se manifestaron los diferentes modelos políticos que habrían de surgir en las primeras décadas del siglo XIX. Ana tuvo un papel importante como propietaria de las reuniones en las que se comentaba a diario lo que sucedía tanto en Europa como en América. Era también constante lectora de los diarios y periódicos, también se distinguió como patrocinadora de las diversas facciones políticas.

Es recordada por ser la fundadora de “Las patriotas Marina”, la primera organización femenina secular conocida en la ciudad de México, se cree que este grupo estuvo integrado por 2 mil 500 mujeres, quienes cambiaron la opinión de los jueces de la Nueva España al reconocer su capacidad para dirigir y defender sus posiciones políticas. Este grupo de mujeres resultó ser una arma para conocer las intenciones de Fernando VII, pues eran como espías entre los círculos masculinos. Muchas de ellas fueron ejecutadas, encarceladas, privadas de sus bienes y deportadas por sus actividades.

GERTRUDIS BOCANEGRA DE LAZO DE LA VEGA, «LA OJOS»:

María Gertrudis Teodora Bocanegra Lazo Mendoza, mejor conocida como Gertrudis Bocanegra, fue una de las mujeres criollas novohispanas, que apoyó el movimiento insurgente durante la guerra de Independencia. Gertrudis leía con mucho entusiasmo a los principales autores de la Ilustración, por lo que cuando estalló la guerra de independencia se unió sin pensarlo. Ella informaba y pasaba las noticias a los insurgentes en la región de Pátzcuaro y Tacámbaro. En su casa se hacían reuniones nocturnas a las que acudían varias personas que simpatizaban con la independencia. Se comentaban las noticias que se recibían, planeaban la manera de enviar recursos, gente y víveres a los jefes que peleaban en los campos de batalla. Actuó como correo entre los insurgentes de Guanajuato y los de Tierra Caliente de Michoacán hasta que la traición hizo que cayera en las manos del enemigo. Bocanegra elaboraba cigarrillos especiales en aquellas fingidas tertulias, en cuyos papeles escribía los acuerdos y los enviaba a los que luchaban por la patria.

Siguiendo sus ideales sacrificó sus más grandes afectos en aras de la ansiada libertad, dedicó toda su vida y su hacienda a apoyar la causa de Hidalgo y Morelos. Su hijo Manuel y su marido Pedro Lazo de la Vega, sus dos grandes amores murieron luchando contra los realistas, en la Batalla de Puente de Calderón, el 17 de enero de 1811. Con el alma guardando luto y los ideales bien puestos, regresó a su lugar natal, comisionada para organizar, difundir, proveer de víveres, armas y preparar la toma de Pátzcuaro por los rebeldes; organizó una red clandestina para informar a los insurgentes de los movimientos de los militares colonialistas en una gran zona michoacana. Los denunciantes nunca faltan y un empleado doméstico despechado, junto a vecinos simpatizantes de la Corona, que estaban enterados de sus actividades en apoyo a las tropas comandadas por su yerno Gaona, la delataron ante las autoridades virreinales. Fue apresada y sometida a crueles tormentos para que delatara a otros insurrectos, Gertrudis se negó a pesar de los suplicios. Dicen que cuando se encontraba en prisión los españoles trataron de convencerla de abandonar sus ideales, pero ni promesas ni amenazas doblegaron su espíritu”.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this