miércoles, febrero 28, 2024
14.4 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Península Guadalupana

¿Quién osaría venir aquí sin intervención?
¿Qué loco o tonto se atrevería a trazar el alcance
de la montaña, del cielo, o del propio ser?
Solo yo, Kino, en solo una jugada, un sorteo, el premio
el Oriente, este desolado desierto al perdedor.
Cartografía, Jane Candia Coleman.
La Paloma Blanca
 
Por: German Orozco Mora
 
La primera imagen de Nuestra Señora de Guadalupe llego al Noroeste de la Nueva España, hoy México cuando el misionero Eusebio Kino solicito a Juan Correa, pintor virreinal. Una copia a mano del original del Tepeyac. El jesuita italiano era Guadalupano como el milanés Juan María Salvatierra, fundador de Loreto.
 
Basta leer las reflexiones de uno de los más grandes historiadores en el mundo, el mexicano Miguel León Portilla, para descubrir el “interés” de los norteamericanos por “hacerse” de la Península Californiana: más de 5 mil títulos de libros e investigaciones en inglés, sobre el tema de Baja California, desde caminatas, viajes, destinos turísticos, y sitios que ni los mexicanos tenemos idea que existen.
 
Para el explorador e historiador bajacaliforniano, Carlos Lazcano Sahagún, autor de más de cincuenta libros sobre todo de la región y sus misioneros y misiones: la primera misión del jesuita Eusebio Francisco Kino fue la de Nuestra Señora de Guadalupe de las Californias, en honor a la Virgen del Tepeyac, y a la vez para honrar la memoria de la bienhechora de las misiones de Sonora, Arizona, y Baja California, la Duquesa de Aveiro (cerca de Fátima) la portuguesa María Guadalupe Lancaster. Kino la fundó en Abril de 1683, cerca de La Paz; Carlos Lazcano considera que los norteamericanos desistieron de apoderarse de la Península, porque es una geografía tan mexicana como guadalupana, toda vez que la vida misional fundante de las Californias, inicio en 1683 con el padre Kino, y termina en 1844 con la fundación de Nuestra Señora de Guadalupe, en el Valle cercano a Ensenada, atribuida al dominico Félix Caballero. La protección Guadalupana recorre desde su primera misión jesuítica hasta la última, la del admirable Valle de Guadalupe.
 
Otra gran etapa Guadalupana Peninsular será la de los padres del Seminario de Misiones Extranjeras de Roma san Pedro y san Pablo, entre ellos Juan Rossi y César Castaldi (Comondú- Mulegé), entre 1915 a 1939; cuando llegan al Vicariato Apostólico de la Baja California, los Misioneros del Espíritu Santo, fundados por el sacerdote francés Félix de Jesús Rougier, y la santa mexicana de san Luis Potosí: Concepción Cabrera de Armida, madre de ocho hijos, algunos de ellos presbíteros y religiosas.
 
Como san Junípero Serra se apoyó en la Estrella del Norte (la virgen de Guadalupe) para conquistar a los pames de la Sierra Gorda, Querétaro; los jesuitas italianos , Salvatierra y Kino, llevarán con ellos a Nuestra Señora de Loreto; pero se identificarán con María de Guadalupe. Defensora de México, pero admirablemente protectora de las Californias. Iluminadora la obra del padre Guadalupe Alvarez, Misionero del Espíritu Santo Misionando en Baja California, en su capítulo: Sembrando el Guadalupanismo en la Península.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this