lunes, diciembre 5, 2022
19.7 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

VIENTO NEGRO… ¿PANTEÓN O CASINO?


Por: Gerardo Ibarra

¿PANTEÓN O CASINO?

Tirado en un colchón, vestido con short de mezclilla, camiseta blanca de cuello en V, de las que usan los choferes del TAP; -el Beto- se rascaba la barriga, su mirada perdida y con evidente prolongado lapso sin ducharse.

Le tengo una buena noticia, le dijo don Justino –el Tino- Mallugas, a su compadre del alma Austreberto –el Beto- Canelas;

-nombre compadre Tino, ni le mueva, mi viejo anda con la ‘depre’ a todo lo que da, por todo hace berrinche y por más cosquillas que le hago no puedo sacarle una sonrisita-, espetó doña Juanita  (Tiene 42 años de casada con el compa Beto).

-¿Y eso comadrita?…-pos desde que cerraron los casinos así se la pasa, ya le dije que si tanto le urge el casino, que vaya a las maquinitas de la tienda-

-¡Ha pinche compadre!, por eso vengo, a decirle que desde el lunes ya abrieron los casinos, los meros, meros-, le dijo el compadre Tino con voz gritona y de auténtico ranchero, no le importaba enseñar la mazorca chimuela, amarilla y desgastada por tanto cigarro.

¡Adio! le dijo la comadre Juanita a don Tino, envuelta en una bata blanca y estampada de puntitos rositas, con mirada de ¿what?-

-¿Cómo que ya abrieron los casinos compadre?, que ya se fue el mentado virus ese que trae de la fregada a todo el mundo?…

Quien sabe comadrita, yo no le entiendo a eso del colorerío, que el rojo, el naranja y que el verde, a mí me dijo el Nacho Trejo, el viejón ya anda jalándole la palanca, ya ve que es muy casinero el hombre, y andaba muy contento el jodido, quesque ganó 500 pesos el primer día en que abrieron…pero no le entiendo mucho a eso de las matemáticas, porque dice que le metió como novecientos pesos, ¡sabe!…

“Ya me voy comadre, nomás pasé por aquí pa’ avisarle a mi compadre pedorro que ya puede ir al casino…me está esperando el Brujo Mendivil porque me salieron hongos en las uñas de las patas, y ya ve que tiene muchos remedios ese jodido…hasta luego”; se alejó el compadre Tino forrado de una camiseta brillosa, su pantalón de mariachi y sus botas ‘clearasil’, llenas de granos.

-Ándale vieja bomba, pídele a la conchita (la prestamista del barrio) unos mil pesitos pa’ que me lleves al casino-, gritó el Beto desde su lecho…

-Mira nomás viejo pedorro, hasta colorcito agarraste, no que muy deprimido pues, deja me hago una trensa y me pongo los huaraches pa’ llevarte, con tal de no verte la jeta-

El Beto se levantó de la cama, se tumbó la calabaza de un baño vaquero, se puso una camisa floreada –como la de los temerarios- el mismo short de mezclilla que traía puesto desde hace tres meses, unos huaraches pitiados –dejando al descubierto sus amarillas uñas de avestruz- y ¡fuga pa’l casino!…

Tres semanas después, pasó el compa Tino por la casa (ya sin cerco ni la casita del perro afuera) de su compadre Beto…!compa beto, compa beto!….betooooo….viejo pedorroooooo!, una gritona traía el Tino.

-Que pasó compadre!, se oye a la comadre Juanita desde la ventana…-comadrita, aquí dándoles la vuelta, ¿cómo sigue mi compa Beto?…

-Hay compadrito, no me va usted a creer, ¡se me murió el viejo! –ha jijos- ¿pero porque? Preguntó Tino con voz alterada.

“…pos del virus maldito, quien sabe dónde lo agarró…pero pásele para que lo vea compadre…”.

-Hay comadre, este viejo ya huele muy feo… ¿porque no lo ha llevado a enterrar?:

-Hay compadre, estoy esperando a que abran el panteón…!plop!

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this