martes, mayo 21, 2024
29.4 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Historias antiguas, personajes actuales

Por: Norberto Ávila Sánchez

Era el mes diciembre de 1907 y uno de los protagonistas más importantes de la historia mexicana decide realizar una entrevista personal a James Creelman, corresponsal especial del Pearson’s Magazine de Nueva York.

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, en la entrevista, menciona diversos puntos, pero el más importante que dio a diversas consecuencias fue:

“… Si en la República llegase a surgir un partido de oposición, le miraría yo como una bendición y no como un mal”, además de ello, una afirmación categórica que emitió la fuerza devastadora de lo que iba a ser la revolución:

“El General Díaz había dicho que se retirará al terminar su periodo, o sea, en diciembre de 1910”.

Con ello, se creó una ola de personas que creyeron que era el momento de formar partidos políticos para la próximo elección había llegado, como fue el caso de Francisco Ignacio Madero González.

El día 29 de agosto del año en curso, tomaron protesta los senadores y diputados.

Lo más notorio en ambas Cámaras, fue que la mayoría ya no era del Partido Acción Nacional o del Partido Revolucionario Institucional, sino de  Movimiento Regeneración Nacional.

Con 247 de 500 diputados federales y 59 de 128 senadores, Morena ocupará una mayoría aplastante en el Congreso de la Unión.

Por tanto, los partidos que llevaban dominado la escena política los últimos siglos se convirtieron en minoría.

Con lo mencionado debemos de considerar los siguiente: ¿Los partidos políticos de antaño, serán partidos de oposición verdaderos, que vayan por el bien de la ciudadanía o serán partidos de oposición que vayan por el interés propio o de un sector minoritario de sus representantes?

A mi consideración es muy temprano para saber.

Hoy, los partidos políticos de oposición al gobierno actual están en un punto muy importante en la historia de cada uno, ya no ser el partido dominante del país, sino ser verdadera oposición.

Esto se puede generar con criticaras a las iniciativas de forma constructiva, velar por el interés de los ciudadanos y de los estados, elaborar propuestas a leyes las cuales puedan beneficiar a la mayoría de los ciudadanos y finalmente generar conciencia de sus quehaceres, negociaciones y labores diarias al ciudadano por los medios electrónicos que están tan en la mano.

Unos creen que se está avecinando la muerte o la transformación de los partidos políticos contemporáneos. En mi consideración si se trabaja por el bien de los ciudadanos que representan y los estados, los partidos políticos de oposición podrían ser como Francisco I. Madero, revolucionarios.

 

El autor es Licenciado en Derecho y columnista.

norberto.Avila.Sanchez@gmail.com

Facebook: Norberto AS

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this