sábado, octubre 1, 2022
31.9 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Como bien dicen, padre empresario, hijo millonario y nieto mendigo

Por: Psic. Jesús Alfredo López

Lo que realmente significa esta frase es algo más que un popular dicho. De alguna manera todos hemos visto este suceso desde una perspectiva cercana.

En mi caso, puedo hablar de las historias de muchos de los abuelos, los cuales, habiendo nacido en cuna muy pobre, desde el nacimiento mismo tuvieron que mamar coraje para sobrevivir.
Entendamos claramente que esta condición de coraje, la vivieron plenamente en cuanto al gran valor y decisión necesaria para luchar con la pobreza inicial que les tocó desde el nacimiento. Rodeados de carencias ante el horrible enemigo llamado “hambre”, tuvieron que enfrentarlo con gran disgusto y muchas otras veces incluso con rabia.

La gran desventura de nacer en cuna pobre, fue a su vez la más grande y bella ventaja, ya que en la pobreza se vive la verdad de la sociedad y de las calles, no hay falsedad en cuanto a entender esa condición.

Ante tal realidad, muchos de los abuelos tuvieron que decidir si era esa su eterna realidad o por el contrario, en medio de tanta adversidad, su destino solo era luchar y escalar.

Sin miedo a arriesgarse por temor al fracaso, al rechazo o al hambre, iniciaron con más sueños, ímpetu y esperanza que con preparación sus pequeñas empresas. Al ser guiadas de un corazón hambriento de triunfo y de reconocimiento, llegaron a alcanzar la grandeza. Sus hijos a diferencia de ellos, no nacieron en cuna pobre, les tocó vivir en primera fila el ejemplo de padres muy trabajadores y en ocasiones muy duros, que les mostraron lo mucho que les costó triunfar, pero que guiados muchas veces por un hambre insaciable, se olvidaron de sonreír, de jugar, de aconsejar y en sí de amar.

Al paso del tiempo y de tomar el mando la segunda generación de hijos, les tocó en turno cosechar tantos años de esfuerzo, de esos nacidos en cuna pobre. Mas también les tocó la carencia de coraje y de carácter, al no haber tenido precisamente que cobijarse con la pobreza o la adversidad. Viviendo como millonarios además de recibir la herencia de esos empedernidos luchadores, también recibieron el ejemplo de un padre que envuelto en el trabajo no se dio el tiempo de educar.

Al paso del tiempo, al llegar la tercera generación, la de los nietos, estos habiendo llegado al mundo en cuna de oro, nadie les inculcó lo que realmente representó en lucha, valentía, pobreza y honor esa actual realidad.

Puesto que los padres de esos nietos nunca tuvieron el carácter inicial de esos abuelos guerreros, el imperio familiar empieza a colapsarse. Aun así, en medio de muchos esfuerzos, reciben un estilo de vida con riqueza económica, totalmente alejado de la realidad, lo que hace a esos nietos unos débiles, egoístas y merecedores, faltos de carácter y amantes de la comodidad y ociosidad.

Cuando por fin llega su tiempo, el de tomar a cargo las riendas de ese legado empresarial familiar, un poco o muy debilitado, ante unos nietos sin espíritu de lucha o coraje, tan solo les toca el derrumbe, lo que costó tanto sacrificio apenas unas generaciones atrás.

Padre empresario, hijo millonario y nieto mendigo, dice la gente al pasar por una mansión que está en ruinas. La gente habla y dice “quién lo diría, el abuelo empezó un imperio y el nieto lo ha venido a enterrar”

Esos nietos mendigos del alma, terminan por vender la mayoría o todo lo que les queda, mirando como un efímero sueño ese historial de grandeza que ha quedado para siempre atrás.
¿Cuál fue realmente el debacle de esta triste historia? No lo fueron las crisis económicas, la falta de experiencia o el cambio de la sociedad.

Lo que realmente sucedió, es que el abuelo tuvo en la cuna pobre esa fuerza de carácter para contra todo poder luchar. La misma que se fue degradando hasta llegar a una tercera generación que en lo más importante, tan solo recibió migajas.

Y puesto que esos nietos mendigos, recibieron un estilo de permisividad y comodidades en su forma de ser educados, para colmo de males, será lo mismo que por imitación harán con las siguientes generaciones.

¿Es posible romper con esta ciclo transgeneracional?

Por supuesto que lo es, y eso sucede cuando en medio de ser educado incorrectamente, en la individualidad hay humildad, para buscar una educación basada en la verdad. En la gratitud de aprovechar todo lo que se tiene y no solamente pensar en las desventajas de haber nacido de nuevo, al igual que el bisabuelo en una cuna pobre. Los que saben aprovechar esa condición de pobreza, reactivan el ciclo y aprenden para triunfando, poner como prioridad el valor del convivio familiar.

Tristemente son muchos los que no lo logran, van por la vida auto compadeciéndose, de lo injusto que ésta es. Culpan a otros por esa vida de carencias y dificultades. Indispuestos a luchar al no tener carácter, en la eterna adolescencia aún y cuando logran incorporarse a la vida productiva, en esencia real tan solo son unos ninis. Los mismos que educarán porque así lo han aprendido, a otros ninis. Haciendo con esto un gran problema para toda nuestra sociedad.

*****

En punto y aparte, ya ha pasado un año desde la presentación de mi libro “El país de los Muertos”, agradezco a Dios por las grandes experiencias que me ha permitido vivir desde entonces. Estamos trabajando con un nuevo material, que en su momento se lo haré conocer, de hecho este artículo es parte de este mi nuevo libro.

Ante el gran privilegio de saber que tú lees esta columna y entiendes mis palabras, te quiero invitar a que una vez más hagamos historia.

Acompáñame este próximo 17 de mayo a las 7:00 de la tarde, a una conferencia-café que impartiré en el salón Venezzia, cuyo título es “¿Que hago, mi hijo es un adolescente?”.
Pasa un momento agradable conmigo y permíteme estrechar tu mano.

Para boletos en preventa contáctame al 653 121 7161.
Gracias y hasta la próxima.

*Nuestro colaborador es Licenciado en Psicología. Consultorio: Av. Revolución entre calles 39 y 40. Teléfono: 653 (12) 1 7161.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this