jueves, diciembre 8, 2022
7.1 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo que realmente cae al limpiar

(Segunda de tres partes)

Por: Psic. Jesús Alfredo López

Como bien les comenté en la primera parte de este artículo, durante el campeonato mundial de futbol de Rusia 2018, el encuentro entre las selecciones de Japón y Colombia, independientemente del marcador, ha pasado en gran manera a la historia.

Y es que al término del partido, para sorpresa del mundo, los japoneses, dando muestra de civilidad, respeto, honor, humildad e inteligencia, empezaron, dado su naturaleza misma, a limpiar el estadio.

Esto fue notorio y noticia a nivel mundial, lo mejor ha sido la imitación de las personas de todos los demás países al limpiar también los estadios, e incluso, lugares públicos.

La gran lección es que se elimina más que basura o polvo al limpiar, se eliminan obstáculos que están ahí, y de no verlos, no permitirán para ti o tus hijos una vida que aspire a la felicidad o prosperidad.

Desde que tengo memoria, recuerdo en mi hogar, en la escuela y en la sociedad en general, haber escuchado de la importancia y trascendencia que son los valores para el crecimiento y prosperidad de todo individuo.

La gran falta de esta gran verdad es no mencionar a los antivalores que se oponen a la realización de cada valor.

Todos sabemos que para aspirar a la prosperidad necesitamos una base de valores materiales, que nos darán, a su vez, la oportunidad de obtener esos logros o metas.

Necesitamos, por ejemplo, tener un lugar donde descansar, vestido, medio de transporte, herramientas, etcétera.

Así como esta verdad es tan obvia o lógica, lo son los valores morales, los mismos que le dan esa fuerza o empuje a todo lo objetivo o material.

Para que un doctor, ingeniero, empresario, carpintero, se atreva a innovar y a tomar retos dentro de su oficio o profesión, es de suma importancia la valentía.

Los logros objetivos y palpables que todos ven, se cimentan en esos valores que aunque no visibles son la verdadera base de tales hazañas.

Si tú deseas para ti o para tus hijos una vida de grandeza, es de suma importancia entender lo trascendente de las pequeñas acciones.

Toda gran muralla se edifica de ladrillo en ladrillo, de igual manera toda gran vida se edifica en acciones pequeñas que en la suma y perseverancia dan paso a los grandes resultados y para lograrlo hay que hacer caer a los obstáculos que pretenderán derrumbar el buen avance.

Así de importante es algo tan rutinario o que puede parecer tan pequeño como la limpieza en el hogar.

¿Deseas que tu hijo sea un gran doctor? Enséñale a realizar la limpieza de los trastos sucios, para que en su momento practique la mayor higiene en cirugías.

¿Deseas que tu hijo sea un gran ingeniero? Muéstrale como ingeniárselas con el corte de césped del jardín.

¿Esperas que ellos levanten grandes empresas? Fórjales el mantenimiento y la limpieza de todos los valores que ya tienen en la actual y principal empresa del hogar.

Son cinco antivalores los fundamentales que se tienen que eliminar, el primero es la soberbia. Tema con el que continuaremos la próxima semana en la última parte de este artículo.

 

El autor es Licenciad en Psicología. Consultorio: Av. Revolución entre calles 39 y 40. Teléfono: 653 (12) 1 7161.

 

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this