jueves, agosto 18, 2022
36.2 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Lo que realmente cae al limpiar

(PRIMERA DE TRES PARTES)

Por: Psic. Jesús Alfredo López

Durante el campeonato mundial de futbol en Rusia 2018, el encuentro entre las selecciones de Japón y Colombia, independientemente del marcador, ha pasado en gran manera a la historia.

Y es que al término del partido, para sorpresa del mundo, los japoneses dando muestra de civilidad, respeto, honor, humildad e inteligencia, dieron muestra de su naturaleza misma al limpiar el estadio.

Esto fue notorio y noticia a nivel mundial, lo mejor ha sido la imitación de las personas de todos los demás países al limpiar también los estadios, e incluso, lugares públicos.

Aunque nos cueste gran trabajo creerlo, también lo bueno en la perseverancia y gran ejemplo se multiplica, es por ello que una nación como el Japón es punta de lanza en avances de tecnología, ya que ellos han aprendido que lo que realmente sostiene su prosperidad y gran creatividad es una vida regida por valores tradicionales que trascienden de generación en generación.

Para ellos, el respeto, el honor, la paciencia, la humildad y el esfuerzo son códigos de vida. Son sus normas antiguas lo que realmente guía su iniciativa a los cambios de una sociedad futurista, no se avergüenzan del honor familiar y muchos menos olvidan las grandes lecciones por los errores del pasado, el mismo que los llevó a ser soberbios y egoistas hasta llegar al gran colapso en la Segunda Guerra Mundial.

Los conflictos más comunes entre las personas que habitan un hogar y también entre vecinos, suelen ser por cuestiones de limpieza.

Para algunos es un asunto imprescindible para la paz y para muchos otros algo que no tiene mayor importancia.

Pero, ¿qué es realmente lo que nos enseña el llevar una vida que atiende la necesidad doméstica de la limpieza?

Si tú eres de los padres que sueña en la grandeza para sus hijos o si eres una persona adulta en búsqueda del éxito y la prosperidad, te invito a que observes a los grandes a través de todos los tiempos.

Echemos un vistazo tan solo a principios del siglo XX a los inventores o empresarios que revolucionaron al mundo que conocemos hoy.

Te puedo mencionar a Rockefeller, Henry Ford, Nikola Tesla, Farnsworth, Marie Curie, etc.

Todos ellos crecieron en un ambiente campirano de granja donde predominaba  desde muy temprano  el trabajo,  la obediencia  y mucha limpieza.

Ellos no crecieron pegados al televisor, teléfono celular, automóviles, etcétera, pero una educación basada en el esfuerzo y cooperación familiar, fue lo que les cimentó un carácter creativo y de hambre por el progreso.

Ellos forjaron las bases, para crear toda la tecnología que nos cautiva en el presente.

Hoy no tenemos granjas, pero sí tenemos casas y hogares, la lección al aspirar a la grandeza es imitar a los grandes.

Si tú educas a tus hijos en la comodidad y en el ser servidos, ya que no son capaces de agarrar una escoba, de limpiar su cuarto, de lavar el carro, de podar el césped, etcétera, los estás privando de las lecciones de vida que los pueden llevar desde algo tan pequeño como la limpieza del hogar a la formación de un carácter limpio y humilde que está dispuesto a ser parte del esfuerzo y de la visión familiar. La misma que los puede llevar a ser sociales, exitosos y felices.

 

El autor es Licenciad en Psicología. Consultorio: Av. Revolución entre calles 39 y 40. Teléfono: 653 (12) 1 7161.

 

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this