domingo, diciembre 10, 2023
16.6 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Extraviados, sin brújula

Saber vivir, es saber orar
San Alfonso María de Liguori
 
Por: Germán Orozco Mora
 
Cuando los apóstoles urgieron a Cristo que les enseñara a orar le pidieron: Enseñanos a orar, como Juan el Bautista enseñó a sus discípulos a orar”. No le dio muchas vueltas al asunto, Jesús les dijo cuando ustedes recen, digan: “Padre Nuestro que estás en el cielo…”.
 
De lo poco que uno conoce, en la época patrística, siglos II al VIII, el asunto lo trata san Cipriano, Obispo mártir. Como La Oración fundamental. Es decir la oración del Padre Nuestro que el Señor propone a los apóstoles.
 
Así como tal, el Pater Noster o Padre Nuestro, ha sido tratado por personajes como el mismo Cipriano de Cartago, san Agustin, Santo Tomás de Aquino (s.XIII) y en fechas recientes por los esposos Maritain, Raisa y Jacquez.
 
Más sistemático, santo Tomás de Aquino, sacerdote dominico. Profundiza en el Padre Nuestro, Ave María, y el Credo. Y muchos otros temás.
 
Bien dice san Agustín: Nadie ama lo que no conoce. Alrededor de nuestras neuróticas y estresantes urbes, aunque usted no las conoza hay monasterios, casas de retiros, centros de espiritualidad, templos y lugares de oración.
 
Es sorprendente como en las catedrales y templos de enormes ciudades, las personas mendigos de Dios, necesitados de lo sobrenatural. Se postren siquiera unos minutos para entrar en sí mismos, descansar, cerrar los ojos, y abrir el corazón con sus necesidades mentales, espirituales, afectivas y materiales.
 
En el centro de Guadalajara por ejemplo, al templo Expiatorio no dejan de llegar infinidad de personas a cuenta gotas, pero nunca está sólo el lugar. Siempre limpio y abierto, las personas permanecen por 5 minutos o la hora. Hincados, sentados, deslumbrados por la belleza gótica, las imágenes, pero sobre todo el silencio interior que constrasta con el ajetreo vehicular y el murmullo citadino.
 
La brújula en momentos de extravío, no es la oración, sino Dios. Pero a Dios se llega a través de la oración; y la más segura es la enseñada por el Maestro y su Madre. Quien lo dijera, en el caso del Ave María, que no es una oración atribuida a la Virgen ; sí a ella el llamado Magnificat, que Dios nos enseño a través de ella, que entre otras cosas expresa Porque ha mirado la humillación de su esclava… Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones.
 
Meditando en esta frase Todas las generaciones, no deja de ser sorprendente las miles de interpretaciones del Ave María, y más generaciones musicales han plasmado en melodías y poesías; más admirable es que no sea tema sólo de los Católicos, sino de judíos como Kenny G, Barbara Streisand; y no se diga de cristianos y evangélicos como Charlotte Church; y ni se diga los europeos Bocelli, Placido Domingo, Pavarotti; y más atrás Bach; Gonnoud; Pedro Vargas, José Mojica, Guadalupe Pineda. Todas las generaciones.
 
Donde estén los religiosos jesuítas, dominicos, franciscanos, del Espírítu Santo, Carmelitas, y todas las instituciones religiosas. Lo más grande que poseen son sus centros de Espiritualidad.
 
En Manresa, Cataluña, cerca de Barcelona, se encuentra la casa de Espiritualidad La Cova, la Cueva original donde san Ignacio de Loyola, recibió la enseñanza de los Ejercicios Espirituales. De hecho los jesuítas mexicanos, han dundado recientemente la Casa Manresa en Playas de Tijuana.
 
Es admirable como empresarios jóvenes y de más edad, hombres y mujeres apartan los fines de semana para darse una zambullida o un encuentro espiritual profundo aunque sea de viernes a domingo. Guiado por un sacerdote jesuíta.
 
En los momentos más críticos de la humanidad ya sea en Rusia, Francis, Inglaterra, España, Michoacán, Chihuahua, Coahuila, Estados Unidos, Africa. Cuando andamos extraviados, sin brújula, habrá que reconocer humildemente que somos seres humanos, y que nuestra vida está en manos de Dios. Un buen amigo me dice que la tierra se mueve a 70 mil kilómetros por segundo, en un universo que se expande y se sabe por los astrónomos que estamos apenas reconociendo que en nuestra realidad hay más de 200 mil millones de galaxias. Echele pluma cuantas galaxias nos toca per capita, no pos es mucho. Y aca andamos agarrados como irracionales.
 
Nos hace falta la brújula de la Oración. Nos hace falta el Dios de Jesucristo.
No se sienta usted mal porque necesita a Dios. El buen san Agustín expresa que Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de El.

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this