viernes, octubre 7, 2022
22.2 C
San Luis Río Colorado
spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Falla en la policía

Dudo de la garantía en el entrenamiento que reciben nuestros policías y de la eficiencia del Centro de Capacitación Policial de esta ciudad (Cecap), que seguramente nos está costando una buena lana.

Las escenas que giran en las redes sociales, en las que un sujeto drogado y violento pone en jaque a media corporación policiaca, pone en evidencia la falta de un protocolo, de organización y tácticas policiales para neutralizar a un hombre –armado con una navaja- versus una docena de policías.

Un entrenamiento no es lo mismo que enfrentar al enemigo en la realidad, a la hora de los catorrazos pues, pero vaya, los policías deben contar mínimo con herramientas alternas que reduzcan sus limitaciones de capacidad táctica, de persuasión y hasta de movilidad por el exceso de grasa en sus cuerpos… antes de sacar un arma.

Los videos que circulan del evento, revelan que los policías tuvieron que recurrir a accionar su arma de fuego al menos cinco ocasiones con tiros a la tierra, y uno al cuerpo del violento sujeto, es una muestra clarísima de la falla en nuestra corporación.

No soy experto en el tema, pero es de parvulito pensar que un policía debe recurrir a un tolete en primera instancia, un artefacto de gas pimienta o en su caso, un aparato de choques eléctricos, herramientas que brillaron por su ausencia en el penoso zipi-zape en el que resultaron heridos un policía y un drogado sujeto.

¿Por qué hacer más difícil la peligrosa labor de nuestros policías? ¿No es acaso mejor ayudarle a salvaguardar su vida con herramientas apropiadas, que cualquier otra gestión económica o material?

Estas fallas en el sistema policial no solo pone en mayor riesgo la vida del uniformado y la del delincuente, también coloca al policía entre la espada y la pared, porque al recurrir al arma de fuego ponen en riesgo su libertad y trabajo, por la falta de garantías en el torpe sistema de judicial de este país.

Propongo al presidente municipal de esta ciudad, que garantice a cada policía –además del entrenamiento físico, técnicas de control y de sometimiento- que cuente con al menos un tambito de gas pimienta o un aparato de choques eléctricos, antes de salir a patrullar las calles, donde quiera salen locos, drogados y armados; amén de quienes andan con armas de grueso calibre. ¡Dios guarde!

Agrega un comentario

Latest Posts

spot_img

NO TE PIERDAS ESTAS NOTICIAS

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this